Capablanca explica la vida de un bandolero del siglo XVII que actuaba en el 'Camí Ral' en el 'Pont de Vilomara' en Manresa. Como no lo pillaron nunca, cuando se retiró se acabó dedicando a la bebida